La fuente de Cella es un gran pozo artesiano construido en el siglo XII y ornamentado entre los años 1729 y 1731 por el Capitán de Ingenieros Domingo Ferrari por orden de la Audiencia de Aragón. Es uno de los más grandes, amplios y profundos de Europa.

El origen geológico se establece en la acumulación acuífera que se produce entre la capa jurásica permeable y la triásica impermeable.

La Fuente de Cella tiene forma elíptica con un diámetro mayor de 34,83 metros y un diámetro menor de 24,84 metros. El perímetro es de 130 metros y está rodeado por un pretil de piedra de sillería, en un extremo se da salida al agua por medio de un paso cubierto por una ermita, dedicada a San Clemente. La profundidad es de 9 metros en la orilla y 11,5 metros en el centro y el caudal medio que mana este pozo es de unos 3.500 litros por segundo.

La fuente es el origen de tres acequias que riegan 7 pueblos. Las acequias son la “acequia Madre”, la “acequia del Caudo” y la “acequia de la Granja”. Los pueblos que aprovechan estas aguas para el regadío son Cella, Villarquemado, Santa Eulalia, Torremocha, Torrelacarcel, Alba y Villafranca. El regadío está escrupulosamente regulado por las “Reales Ordenanzas y Providencias de 1772”.

adobe_readerFolleto turístico-histórico sobre la relación entre Cella y la Fuente, con un resumen de la Leyenda de Zaida, historia, mapas, teléfonos de interes general